Las etapas más hermosas de la vida de una mujer. Hoy te comparto algunas razones por las que estar embarazada es realmente maravilloso.

La etapa mas hermosa

A pesar de todo, es imposible negar que el embarazo sea una de las etapas más hermosas de la vida de una mujer. Y más aún cuando nuestra mente maternal idealiza esas memorias, haciéndolas ver todavía más bellas en el recuerdo.

Para las madres que no pueden disfrutar su embarazo

No juzgo a quienes no se sienten tan emocionadas durante esos nueve meses llenos de cambios. Supongo que para algunas el embarazo es una experiencia difícil, dolorosa, e incluso peligrosa. Mi admiración para ellas por salir victoriosas de esa prueba de traer a un ser humano al mundo.

Mi experiencia

Comparto hoy contigo mi emocionante experiencia de estar embarazada en cinco ocasiones. Me encantaría que tú también recordaras lo hermoso que fue traer una vida al mundo. O te enfocaras en lo positivo de esta etapa, si es que te encuentras en la espera de un bebé.

Cuando estás embarazada ocurren algunas, o todas estas maravillas

Te conviertes en coprotagonista de una hermosa historia de amor y en la portadora de una nueva vida. ¡Eres toda una estrella!

Vives en carne propia el milagro de llevar una vida en tu interior.

Crece dentro de ti una personita que amas aún sin conocer, y que seguramente tendrá muchas de tus características o las de tu compañero de vida.

Lo puedes conocer y escuchar antes de tenerlo en tus brazos, gracias a las ecografías y a ese aparato que reproduce el sonido de su corazón.

Sientes los movimientos de tu bebé.

Puedes llevar a tu bebé contigo a todas partes, y mejor aún, sin tener que preocuparte de empacar pañales o biberones, o un cambio extra de ropa. Sabes que está contigo día y noche, feliz, calientito, bien comido y que no interrumpes sus descansos.

La ropa elástica y los zapatos de piso son lindos y cómodos. Confieso que muchas veces uso estas prendas aún sin estar embarazada.

Naturalmente, buscas llevar una vida más sana, comienzas a moverte más, mejoras tu alimentación, tomas más agua… Quieres darle el mejor comienzo a tu hijo.

Te olvidas de hábitos negativos como la comida chatarra, el sedentarismo, las bebidas con saborizantes, etcétera.

Al mismo tiempo, tienes el pretexto perfecto para comer platillos deliciosos o tomar descansos extras sin sentirte culpable.

Sientes antojos extraños, pero al mismo tiempo te producen un enorme placer, mayor incluso que de tu comida favorita cuando no estás embarazada. Para mí ha sido el picante, los sabores ácidos y el hielo raspado. ¡Mucho hielo, por favor!

Tu salud mejora en general. Incluso, recientemente se ha descubierto que procrear más de tres hijos o de manera continua hasta pasar los 35 años, garantiza fisiológicamente una juventud y fortaleza de la que no gozan otras madres. En este último embarazo, mi problema de asma desapareció de forma repentina. La neumóloga me explicó que era algo común durante la gestación.

Tienes un brillo especial en tu rostro: irradias la luz de la felicidad.

Es un gran momento para socializar. La gente te pregunta sobre tu bebé, el nombre, si será niña o niño, y hasta quieren tocar tu panza.

Recibes atenciones especiales: la gente procura cederte el lugar, el paso o hasta abrirte la puerta. Hace unos días fui a recoger una ampliación de mis fotografías de embarazada para ponerla junto a la cuna del bebé. Sin embargo, la persona que me atendió no quiso cobrarme la impresión.

Las fotografías de maternidad son hermosas, tú te ves radiante.

¡Tienes el pretexto perfecto para tomar miles de selfies! Quieres documentar cada momento de estos 9 meses.

Este es el momento de la vida en que tener un abdomen grande es realmente bello.

Te emociona ver a tu esposo tan orgulloso de caminar a tu lado y presumir a su hermosa esposa embarazada.

También te trata con una ternura y cuidado especiales. ¿Y cómo no hacerlo? ¡Ahora hay dos personas que ama profundamente en el mismo cuerpo!

 

Fuente: imujer.com